Gracias, San Juditas

Estándar

FREDO MERCURY, Tan tarde, siempre roso…”

LA GITANA, “Es más lento que la expansión del Universo”

BEN 11 (GÓLEM),“Flor de capomo…”

LA PELOS, “Pasa de $24,000; si no, ¡divorcio!”

Tan sólo algunos años atrás, una década por lo menos, la fecha emblemática de los feligreses católicos mexicanos, después de los festejos de Semana santa, había sido el 12 de diciembre. En ella, cada año se conmemora la aparición de la Virgen Morena, madre de todos los creyentes en tierra azteca. Pero en años recientes ha aparecido una celebración, que si bien ya figuraba en el calendario eclesiástico, de manera extraña se ha colocado a la altura ‒en cuanto a afluencia y número de devotos‒ de las fiestas de La Guadalupana. Es el 28 de octubre, día de San Judas Tadeo.

La ebullición del culto ha tocado las vidas de los no-creyentes, y no necesariamente desde el punto de vista de la fe, pues ha generado un estigma para muchos entes de clase media-baja. Ellos son Los Chakas, seres que incrementan con su multitud el flujo cotidiano capitalino cada día 28, acompañados de sus cócteles de guayaba y thinner, algunos incluso pidiendo la cooperación voluntaria “pa’l santito”, que en realidad es un “arriba las manos, culero, y cáele con la cuota del patrón”.

En las iglesias de cada barrio comenzaron a cocinar un caldo de católicos guadalupanos con una pequeña variante en la receta, pero al llegar a su hervor se les terminó por derramar de la pila bautismal. Ya se veían los sacerdotes repartiendo cucharadas a cada fiel cordero, como remedio para curar ideas tontas de adorar a falsos ídolos… ¡Pero con la Niña Blanca nadie se mete, cabrones! Enfermedad y cura terminaron por hacer un bonito sincretismo. Es por eso que ahora vemos en algunas calles del centro de la ciudad (de esas que tienen nombres de repúblicas) al Santo de las causas perdidas y a la Santa Muerte viéndose frente a frente en una alegre armonía con la música de banda flotando en el ambiente. Y como si le hubiera explotado la olla express con los frijoles adentro, la celebración vino a cumplirse todos los fines de mes. “Ay, San Juditas, ayuda al padrecito que ha perdido la batalla en pro de la buena causa”.

FREDO MERCURY

Las causas perdidas se hicieron fiesta en México, como parte de la agenda de la juventud y de la clase media. Para seguir siéndolo, nosotros los mexicanos tenemos nuestra propia fiesta, en la que pedimos cosas más terrenales, aquellas de las cuales sabemos que sólo por intervención divina pueden ser cumplidas: conseguir trabajo, o no quedarse en la operación que nos hagan en el ISSSTE.

Y así, mes con mes, una horda de fieles creyentes se une en un acto común de solidaridad y compromiso con el santo, hacen una gran fiesta llena de drogas, comida, música y, en su gran día, incluso con distracciones, para que las futuras generaciones tengan en su haber –llegado el momento– una gran lista de causas perdidas. Desde su nacimiento, sus padres los marcan como tales. Por eso, ¡vivan los 28 de cada mes, y su bendición nos llegue en forma de pulseras, tacos y cerveza!

LA PELOS

Bienvenidos al mercado de santos, ánimas y más souvenires religiosos. Un santo llegó para quedarse: San Judas Tadeo, mezcla de devoción mariana con el fetichismo del culto a la Santa Muerte. La fiesta al santo de las causas perdidas tiene la marca del arrabal, y se convierte en uno de los días más despreciados por los ciudadanos de la urbe de los palacios.

Desde los barrios más emblemáticos de la ciudad de México, hasta los complejos multifamiliares de interés social de los suburbios, en el 28 de cada mes muchedumbres se reúnen en las inmediaciones de la Iglesia de San Hipólito. Fiesta en todos los sentidos, pero a diferencia de otras, una que vive de la marginación y el abandono. El maravilloso 28 de cada mes es un día donde literalmente todo te puede pasar, siempre que sepas dónde buscar.

LA GITANA

¡Gracias, TOTALES!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s