TI-TI-TU-TI: Esa melodía pegajosa…

Estándar

FRANCHUTE PILGRIM, “París bien vale una pizza”

Está en todos lados, y seguro que la has escuchado, y aquí en Aretes de Tacón, te decimos dónde.

 Hay una melodía, una en especial, que ronda por todos los géneros de todas las épocas. Es una simple combinación de dos notas, y no es necesario ser Mozart o Beethoven, o saber de teoría musical  para ponerlas una detrás de la otra: Re-Re-Do-Re. ¡Listo! Puede que las notas no sean las mismas, pero los intervalos son idénticos (podría ser Sol- Sol- Fa- Sol, y sonaría igual)

Esta simple combinación de notas ha trascendido la historia de la música, en particular del rock del siglo XX. Tomemos algunos ejemplos, en orden cronológico:

 Sunshine of Your Love – Cream (1967)

Sin lugar a dudas la canción icónica de este supergrupo, escrita por Jack Bruce, Pete Brown y Eric Clapton en su disco Disraeli Gears.

Hello, I Love You – The Doors (1968)

El Rey Lagarto hace su aparición en nuestra lista con el clásico, del álbum Waiting for the Sun, fue una de las canciones incluidas en el demo de 1965 que presentaron a Aura Records.

In-A-Gadda-Da-Vida – Iron Butterfly (1968)

Ocupando la totalidad del lado B del album del mismo nombre, ¿quién no recuerda aquella escena de los Simpson en la que suena esta sensual pieza de rock en el órgano de la iglesia?

N.I.B – Black Sabbath (1970)

El cuarto track del álbum debut de la legendaria banda de heavy metal con el mismo nombre, habla del diablo enamorándose y cambiando para ser una buena persona….

Cocaine – J.J. Cale (1976)

Una excelente canción de rock clásico, con toques de country y funk, esta canción es mejor conocida por el cover del legendario Eric Clapton de 1977.

Funkytown – Lipps Inc. (1980)

Escrita por Steven Greenberg e interpretada por la banda Lipps Inc., este éxito de los 80s lo conocemos todos incluso puedes intentar tocar su melodía con el teclado de un teléfono…

Take the Long Way Home – Bloodhound Gang (1999)

Del disco Hooray for Boobies, esta banda de rock / rap nos demuestra que no tiene que ser rock clásico para tener una melodía idéntica.

Basta con escuchar los primeros segundos de cada una de estas piezas para darse cuenta de lo que hablamos. Todas llevan esa melodía específica que prácticamente no cambia, a pesar de estar separadas por los géneros y las décadas. Hay que preguntarnos, ¿por qué demonios todas suenan igual? Pensemos en las posibilidades. La más obvia, es que todos se copiaron entre todos….aunque esa explicación no nos satisface. Tampoco creo que Funkytown sea un cover o un homenaje a Black Sabbath….Si hicieramos el cálculo de todas las combinaciones posibles de notas, ½, ¼, 1/8, 1/16 y 1/32, en un solo compás de 4 tiempos, el total de combinaciones posibles sería de:

123 511 210 975 209 861 511 554 928 715 787 036 compases únicos.

Y todos los anteriores le atinaron al mismo. ¿Por qué si matemáticamente no debería suceder que hubiera melodías iguales, todas las mencionadas lo son? Por una simple y sencilla razón: todas ellas fueron un éxito en su momento y aún lo son. Es el fenómeno de la “melodía pegajosa”, notas que por alguna razón, si se las pone en un cierto orden, quedan pegadas como chicle viejo en nuestro cerebro y nos molestan todo el día. Y si le funciona a otro, ¿por qué no me funcionaría a mí? Así que ya saben, con esa melodía tan pendejamente simple  pueden sacar su primer millón de dólares y su fama mundial.

¡¿Dónde coño está mi Grammy?!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s