Tutorial para que te dejen de llamar los del banco

Estándar

CHECHO BASTARDO, “La diarrea es una enfermedad de transmisión sexual”

LA GITANA, “Más lento que la expansión del universo”

Aretes de Tacón trae a ustedes la nueva tendencia que debió nacer en Holanda pero nació en México. Ante la indignación generalizada provocada por los mecanismos de captación utilizados por los bancos para que formes parte del sistema financiero, o cobrarte hasta el aire si ya estás dentro, un par de jóvenes creativos de Coyoacán encontraron una manera innovadora de lidiar con este tipo de llamadas telefónicas. Nosotros te diremos cómo lo hicieron.

1.- No hagas bilis, vivirás más.

2.- Lo que este par hizo requirió un fuerte compromiso con la causa (de malvibrar a la gente). La moda consiste básicamente en contestar al operador(a) con una serie de argumentos rojillos y pseusoambientalistas que contengan el ímpetu del capitalismo en potencia (y te sigues…). Sólo piénsenlo. ¿Por qué insisten en ofrecerme una tarjeta de crédito que no necesito, que no puedo pagar y que reiterativamente he negado? Porque me quieren inserto en un sistema en el que, eventualmente, estaré endeudado con alguien; una vez dentro, compraré alguna cosa, banal o no, con dinero que no tengo. Nos quieren ahí a todos.

Quieren que compremos una X-box y un abrigo de mink, que nos suscribamos a Espótifai, que pensemos que necesitamos una nueva compu, una nueva lavadora, un nuevo sombrero. Quieren integrarnos en la cultura del consumo desmedido… insistentemente, una y otra vez, llamando a nuestras casas, celulares, correos. Hijos de puta, no saben lo que hacen.

El problema es que es esa cultura capitalista la que está destruyendo el mundo. Es la que incita a la producción irresponsable y al desgaste de recursos naturales; es la de la explotación de hidrocarburos que contaminan el aire y agujeran la capa de ozono; es la que está derritiendo los polos y dejando sin hábitat a las focas bebes. ¡Esos operadores telefónicos están dejando sin casa a las foquitas bebes!

Como no queremos formar parte de este pedo y también estamos conscientes de que los weyes estos ni siquiera saben el papel fundamental que juegan en la preservación del sistema capitalista, la misión que promueven estos jóvenes (la táctica para que dejen de llamar) es decírselos fuerte y claro. Con un discurso como el anterior, los jóvenes descubrieron que las llamadas no sólo disminuyeron, sino desaparecieron por completo.

Para comprobarles la efectividad, aquí les dejamos un ejemplo de cómo hacerlo. Fue algo espontáneo, por lo que no podrán escuchar lo que decía la operadora de Americanesprés y de hecho no se escucha la primera parte. La cosa está en que llamaron, respondimos y fue tan útil que no se pudo llegar a la parte de las foquitas. Pasó lo que no se había presenciado antes: ellos colgaron primero.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s