GOLPEANDO (TRES VECES) EN LAS PUERTAS DE DON MIEDO

Estándar

CIGGIE, “Putos todos”

Aprovechando esta época del año que se presta para celebrar nuestra frágil y encantadora mortalidad poniendo la ofrenda al familiar caído; para ir de fiesta con un disfraz que estuviste preparando meses y así sacar tus colmillos mientras esperas a que la doncella más bella – o más ebria – de dicha fiesta deje darse una que otra mordida en el cuello desnudo, o realizar cualquier otra cosa en lugar de la tesis – se te eriza la piel con sólo leer esa palabra incómoda, ¿no es así? –, en Aretes de Tacón te damos una opción más para seguir procrastinando.

Muchas son las variantes de la leyenda de “Bloody Mary”, dependiendo del país o región y de lo retorcido que sea el humor de quien te quiera ver gritar. Puede que debas hacerlo a oscuras en un baño, frente a un espejo, con cierto número de velas encendidas, puede que le debas preguntar algo o no. Igualmente, las consecuencias de invocarla van de la respuesta a tu pregunta a que te revele el futuro o, terminando en el escenario, que te mate con cualquier cosa – recurrentemente un objeto punzocortante, porque le late la sangre. Sin embargo, hay un elemento en el ritual que permanece íntegro en todos los relatos: Repetir tres veces su nombre.

Leyenda urbana, mito o cuento de miedo para hacer que la morra a tu lado se acerque un poco más, o al revés y aprovechar para que el morro por fin haga su movida, todo esto no es más que un ejemplo de la triple repetición y la invocación del terror que sucede con ella.

Existe esta gran película de la infancia o de la vida, que en su tiempo supongo que hizo brincar de miedo, risa o ganas de bailar a quien la viera, en la que para solucionar una situación algo complicada y agotando todas sus opciones posibles, los personajes principales se veían obligados en recurrir a la “ayuda” de alguien un tanto fuera de los parámetros de héroe, para salvar la noche. Si tu memoria no falla, recordarás cuantas veces tenías que mencionar su nombre para que saliera a jugar: “¡Beetlejuice! ¡Beetlejuice! ¡Beetlejuice!”.

Después de usar una leyenda urbana y una película de Burton para darle fundamento y sentirme lo suficientemente seguro sobre mi idea de la triple repetición, llegamos a la razón de esta nota: la repetición del nombre en canción, álbum y banda. ¡Boom!

 

Motörhead – Motörhead – Motörhead

Asumo que si te ves en el caso frustrante de no llamar la atención de alguna disquera luego de años de intentar e intentar con tu banda, y consigues que graben tu autollamado “último concierto”, buscarías que de menos supieran (tú, tus amigos, las mamás de tus amigos y algún agregado) quienes fueron y como se hacían llamar, tantas veces como sea posible. A la canción que sientas más representa lo que querías darle al mundo, la honras llamándola igual y con ella te das por bien servido con el placer de que hiciste lo que querías, lo que amabas y nadie puede decir lo contrario.

Luego de verse frustrados de nuevo y no fijar su concierto final para el recuerdo o la satisfacción, les dieron la oportunidad de grabar en estudio y Motörhead se gana su contrato. La historia de la banda empezó a escribirse en el 77 con este álbum, y sigue escribiéndose hoy en día, siendo de los pilares del heavy metal desde entonces. Por más fresa (¿aún se dice fresa?), mirrey, lobuki, hippie, godínez, skato, skate (no confundir), hípster, cumbianchero, salsero, posmo, raver, kawaii, emo (¿todavía hay emos?)… que seas, nunca “mateas” tan duro y más fuerte que cualquier tipo con chaqueta llena de estoperoles que en el momento exacto en que escuchas “Ace of Spades”, donde sea que te encuentres, tal como si te hubieran parido metalero. Y Lemmy es un chingón, la neta.

 

Dead Man’s Bones – Dead Man’s Bones – Dead Man’s Bones

¿Cómo nacen las relaciones más significativas? Si me lo preguntan a mí, de la música, por supuesto. Nada como conocer a alguien con quien compartir tus gustos, te presente nuevas canciones, bandas, y que de ahí nazca algo más. Un sentimiento, algún buen recuerdo, o en algunos casos un proyecto.

Esto les sucedió a Zach Shields y Ryan Gosling –tal vez recuerdes al último en películas como The Notebook, Blue Valentine, entre otras– a mediados de la década pasada. El gusto hacía las películas de horror fue otro punto importante de intersección en esa amistad (y también darse a Rachel y Kayleen McAdams, respectivamente).

En el 2009 sacaron bajo propio sello discográfico, denominado Anti records, su dúo y álbum llamados Dead Man´s Bones, basado en las bandas sonoras de películas de horror y cosas que dan miedo, como voces de niños al unísono y llantos. Estas voces de pequeños retoños fueron facilitadas por el coro de Silverlake Conservatory – fundado por Flea de RHCP. Se puede escuchar a Ryan cantando y tocando guitarra, bajo, cello y piano; por su parte, Zach tocaba percusiones, batería y guitarra. Para conservar la atmósfera escalofriante y el alma del proyecto, las guitarras eléctricas estaban prohibidas.

No te dejes engañar por la tierna animación de esqueletos que acompaña genialmente a la canción colocada por el usuario propietario del video, o por lo que conoces de Ryan Gosling. Toma tus audífonos, sube el volumen y escucha atentamente la canción: el ambiente que crea es apabullante, al mismo tiempo que atrayente e inquietante; la letra no nos sugiere más que cavar y cavar, para encontrar huesos en la calle, escuela, sótano o cualquier lugar – de México…

El resto del álbum contiene joyas similares en el género dark folk-rock, compartiendo al talentoso coro de críos y una ambientación oscura. Ninguna es igual y te invito a darle una revisada completa al disco, prometo que no te llevarás una decepción si te agradó su canción homónima.

Black Sabbath – Black Sabbath – Black Sabbath

Porque en cualquier época del año sienta bien una pequeña (o gran) dosis de metal clásico, lleno de guitarrazos y porque, como acertadamente dijeron Tenacious D, “you can´t kill the metal”, volvemos de nuevo a este género, y que mejor que con Ozzy.

No requieren de mucha presentación ni un amplio relato al respecto, ya que no conocer a Black Sabbath está penado por la justicia en diversos países actualmente, algunos de ellos castigándolo con penas corporales como azotes en las plazas públicas. Miembros de la OTAN se han presentado un tanto flexibles en la aplicación de estas leyes, tratando de justificar su decisión con el argumento de enfocar el uso del aparato represivo del estado en la persecución de los llamados “crímenes de alto impacto”. Por otra parte, la homogenización en la aplicación de políticas neoliberales por parte de estos países intenta ocultar la presión económica que realiza Disney para darle mayor difusión al creciente movimiento EDM, con el que elaboran estrategias para controlar el mercado. Estrategias, conociendo a Disney, fuertemente agresivas.

Sea como fuere, no se puede hablar de heavy metal sin mencionar a la legendaria Black Sabbath. Pese a que William Burroughs fue el primero en usar culturalmente este término, lo que conocemos en nuestros tiempos como heavy metal lo hicieron ellos. Festivales de música enteros se han basado en la influencia que ejerció sobre el género. El llamado Ozzfest se realizó anualmente entre los años 1996 y 2010 en EEUU, congregando en cada uno de ellos a bandas del género y de otros cercanos. En 2010 el festival trascendió fronteras con escenarios en Israel, Reino Unido y Estados Unidos. La última edición hasta el momento fue en el 2013, pero esperemos no sea la final y tener la oportunidad de asistir a una.

Me despido dejando esta maravilla de canción y agradeciendo que llegaras hasta el final del artículo, que para ti escribimos, para ti grabamos, para ti buscamos cosas que te hagan pasar un buen rato al brindarnos algo de tu tiempo al día. Gracias.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s