El suicidio: ¿Es siempre una mala idea?

Estándar

LA PELOS, ”Pasa de $24,000; si no, ¡divorcio!

Mientras leo un artículo en internet de filosofía política (si, lo sé, soy pobre y pretenciosa), se menciona el alto índice de suicidios que tiene Corea del Sur, país que ostenta el lugar número uno en el mundo en donde ocurre dicho fenómeno. Inmediatamente vienen a mi mente las personas famosas que se han suicidado en los últimos años (mi mente está llena de cultura pop, no lo puedo evitar) y cómo se ha conmocionado el mundo al saber esas desafortunadas noticas. Recuerdo la cobertura en medios, los chismes que comienzan a partir de ello, pero sobre todo los comentarios que se realizan, la mayoría enfocados a tratar de comprender qué es aquello que los lleva a cometer suicidio, sobre todo cuando se trata de personas que encabezan la pirámide de la felicidad occidental. Es decir, a opinión de la mayoría de la gente, tienen todo lo que podrías pedir para ser feliz: dinero, éxito, fama, sexo, son atractivos (recuerden que hago uso del masculino para referirme también a las mujeres, como lo dicta la tradición), y acceso a muchas y diversas drogas, así como a una fascinante vida etílica. Eso quizá no lo contemple la mayoría, pero al menos en AdT sí lo consideramos factor importante.

Este artículo no pretende hacer una especie de análisis social, psicológico, moral, etc., sobre el suicidio, ni siquiera decir si se está en contra o a favor; simplemente hacer una breve revisión de ciertos personajes que, me parece, fue el mejor camino que pudieron tomar, por lo menos el más honesto. Aquellos de quienes lo menos que podías esperar era que murieran jóvenes, pues no deseabas verlos viejos, probablemente dando consejos de moral sobre la vida. Pero se fueron como muchos esperábamos. He decidido hacer un reconocimiento a su honestidad, aquí les dejo la pequeña lista que he seleccionado:

Kurt Cobain: Sí, sé que todo mundo habla de él cuando de suicidio se trata, pero hay algo que aún no termino de comprender. ¿Por qué se sorprendieron cuando se mató? Porque claro, ¿quién podría imaginar que alguien que canta: Hate me ,do it and do it again, waste me,
rape me, my friend, se podría suicidar? Yo más bien me hubiese sorprendido al verlo como padre de familia llevando una vida llena de recato, dietas y salud. En pocas palabras, una buena vida, como les encanta decir actualmente. Sin embargo, parece que, por alguna extraña razón, el mundo sí esperaba que viviera hasta viejo y sólo fuera el recuerdo de aquel chico atormentado y drogadicto, al cual la adolescencia le duro mucho, pero que al final “maduraría”. Pero no, se fue como los grandes. Gracias por ello.

Robin Williams: Muerte que a todos nos sorprendió. ¿Cómo imaginar que papá por siempre se mataría? En este caso reconozco que no era fácil pensar que se tendría este final, sin embargo poco se sabía en realidad del actor, de su divorcio, su gusto por la cocaína y las enfermedades que padecía, mismas que iban haciendo más difícil y menos divertida la vida del actor. Mucho se especuló sobre los motivos que podría tener para el suicidio. Parece que nos cuesta trabajo comprender que la gente no es feliz. Tanta es la negación a ello que se publicó de que sufría una enfermedad llamada “Demencia de cuerpos de Levy”, de carácter neurodegenerativo, que produce alucinaciones y delirios. Porque, por supuesto, para llegar a tomar semejante decisión teniendo la vida que había logrado Robin Williams se tiene que estar completamente loco, preferir la muerte a la riqueza y los éxitos no habla de cordura.

Michael Hutchence: Personaje que su nivel de intensés es directamente proporcional al de buenés; sí, estaba bien sabroso. El cantante de INXS siempre se caracterizó por ser la representación del niño rico que le encanta la vida llena de fiesta, mujeres, drogas, alcohol, pero que además gozaba de talento artístico. Fue uno de los grandes galanes de la época, y como tal, sufrió de amores como pocos; ya saben, a los músicos les encanta andar de azotados. Se dice que la causa de suicidio fue el amorío que mantenía con la ex esposa de Bob Geldof: éste no daba el permiso para que pudieran salir sus hijos hacia Australia, lugar de residencia de Hutchence, por lo que Paula Yates no se podía ir a vivir con Michael, por no poder sacar a sus hijos del país. Así que la mejor solución que encontró fue quitarse la vida, intenso como sus letras, siempre guapo y joven se nos fue. Agradezco que no nos haya hecho lo que Robert Plant, ver cómo su hermosura, virilidad y voz se acaban con los años.

Siguiendo con los músicos, otro noventero que se quitó la vida, uno más que no nos extrañó lo hiciera, me refiero al mismísimo Layne Staley, vocalista de Alice in Chains. Si ustedes fueron fanses en los meros años de apogeo del grunge o son los hermanitos pequeños de alguno de aquella generación (como es mi caso) y crecieron escuchando a esta banda, si se sorprendieron con su suicidio, algo muy malo sucede con ustedes, o entendieron el inglés. Y es que, al igual que el primer caso, a nadie medianamente sensato le cabía duda de cómo moriría este talentoso cantante si no era así; la única otra opción era sobredosis. Un saludo te mandamos desde esta caja de la cual te liberaste, algún día saldremos nosotros.

Por último hablaré de uno que no se calificó como suicidio, pero los integrantes de Aretes de Tacón tenemos la teoría de que así fue, tal personaje es: Gustavo Cerati. La cosa fue de la siguiente forma; su último disco fue una verdadera porquería, su cerebro y gusto musical lo reconocieron y decidieron darse a la mierda, se dieron cuenta que habían hecho algo muy malo, y antes de seguir por ese camino fue preferible renunciar a la vida. Gracias a ello, siempre recordaremos al argentino como un gran músico, con un desatino, pero que se verá más opacado con el resto de su carrera, sin tener esa imagen de un Cerati en silla de ruedas, calvo, gordo, o qué sé yo. Gracias por que te nos fuiste a tiempo.

Como comentario final, no me queda más que decir que este fue un pequeño homenaje a todos los arriba mencionados, que si bien se fueron de una manera “trágica” a consideración de muchos, creo que sólo fue un reflejo de cómo vivieron la vida. O simplemente de algo que muchos se niegan: la vida es culera. La fama y el dinero no te dan la felicidad; tampoco es que la pobreza y el fracaso te la den, como ya nos lo había enseñado Pedro Infante con nosotros los pobres y Pepe el toro. Simplemente es una forma más de morir, y para algunos casos, como los anteriores, más digno.

Gracias si es que llegaste hasta el final del artículo y espero no te hayas querido suicidar de lo malo que es. Recuerda que soluciones hay. Si no me lo crees: ¡fuma pipa! Y recuerda compartir, comentar o simplemente saludar a tu amiga La Pelos, sígueme en twitter: @rulesoff o en @aretesdetacon. También en facebook. Ah, claro, y feliz navidad… muajaja.

Anuncios

4 comentarios en “El suicidio: ¿Es siempre una mala idea?

  1. Diste en el clavo al hablar del caso de Kurt Cobain. El que me cuesta un poco de trabajo asimilar es el de Gustavo Cerati, porque no recuerdo si consintió su muerte o fueron sus familiares los que sí, pero bueno, cuando pones el contexto de sus últimos días, también sonaría comprensible tal resolución. Saludos.

    • Gracias por el comentario:
      Efectivamente, en el caso de Cerati no califica como suicidió, ya que fueron sus familiares quiene tomaron la desición, no fue un acto de voluntad. Es más bien una teoría artística la que nosotros tenemos.

  2. Diego

    Concuerdo con la explicacion que diste de todos los artistas, excepto con la explicación de Cerati. No lo consideraría como un suicidio. El tipo fue grande tanto en soda como en su carrera como solista, (obviamente no fue tan grande como lo fue con soda) pero fue querido y el se sabia querido a pesar de ser una persona con bastantes problemas personales como los artistas antes mencionados, y a pesar de eso nunca se vio ese comportamiento suicida como se veía en Kurt.
    Saludos.

    • Efectivamente, no puedo decir que fue el mismo caso, por ello mismo dije que teníamos una teoría, la cual obviamente, era completamente sarcástica, más bien era una forma de rendirle un pequeño tributo.
      Muchas gracias por tu comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s