Esto es…

Página

MANIFIESTO

Lo político

Como ciudadano responsable, el pensar actualmente acerca de aquello que acontece en nuestra sociedad desde los ámbitos llamados y reconocidos por sus mismos miembros como “intelectuales”, se muestra como una necesidad y parte de un compromiso social como ente público. Por parte de estos mismos grupos se pretende hacer una especie de politización del pensamiento, siempre que éste quiera tomarse como competente e importante, de tal forma que todo aquello que se promulgue como pensamiento, debe contener una especie de compromiso con el momento y la sociedad en la cual se forma parte para el mejoramiento de la misma. Sin embargo, no por ello resulta una premisa verdadera lo antes dicho, pues para que lo expresado se categorice como pensamiento no es necesario tome siempre una postura que exprese un compromiso social, ni siquiera es necesario se reflexione desde lo político, sobre todo cuando lo político se encierra bajo el auspicio del activismo. Justamente es en ese horizonte en donde se enmarca el proyecto Aretes de Tacón. Este no pretende ser un estandarte más de lo “políticamente correcto”, de lo “responsable” y mucho menos pertenecer al ámbito de la “intelectualidad”.

Se abre, en su mismo actuar, un des-enmarque de aquello que se presentará en forma de videocast, fotografía, podcast y el recurso escrito como un acontecer político. Si bien no podemos alejarnos de las expresiones políticas, no por ello debemos recurrir a su discurso para hablar de ellas. Así pues, más que apolítico, podemos decir que Aretes de Tacón acontece como un estar en lo político, sin siquiera tener que enunciarlo con una postura clara y definida, sino siempre adoptando la forma de quien lo enuncia, pero sobre todo de quien lo consume.

La cultura

¿Cómo se puede estar chavo y nunca haber escuchado una pieza de Beethoven o un réquiem de Mozart? Más aún, ¿cómo podría no conocer alguna de las películas de David Lynch o de Stanley Kubrick? La cultura se eleva al mundo de aquellos que pueden estar en los eventos de moda. Tienes que asistir a la última exposición que se presente en cualquiera de los museos que se consideren importantes. ¿Cómo es posible que tengas más de un mes sin haber ido a la Cineteca? ¿O al CENART? ¿O al Ex-Teresa? Por más que muchas de las ocasiones en las que se asista tengas ganas de decir “¡¿Qué coño es ésto?!”, y decirles que te devuelvan tu dinero por tomarte el pelo, sin embargo cuando surge la oportunidad en una plática te enorgulleces de narrar tu “experiencia”.

Se han tomado muy en serio el tener que ser cultos. Ya es una posición de estatus de todos aquellos que pretenden romper por medio de sus expresiones artísticas las estructuras sociales y, sin embargo, se ponen la etiqueta de artista o conocedor de «El Arte» para diferenciarse del resto de la humanidad, como seres sabiondos.

Por eso mismo, en Aretes de Tacón regresamos a los debates serios del arte y de la cultura con las telenovelas, Justin Bieber, la música de banda, nuestras reseñas de la última película de “En chinga y Encabronados” y lo que chingados sea. Porque pareciera que si queremos tratar los tópicos «El Arte» y «La Cultura» con la seriedad debida, primeramente tenemos que “negar la cruz de nuestra parroquia”. No podemos hacer cultura desde la periferia y olvidarnos de los problemas de la gente común que se representan en lo cotidiano. ¡Cómo no poner atención en lo que se dice en las emblemáticas letras de Gloria Trevi, la Leona Dormida, Ana Gabriel! ¿Quieren dejar de pensar como eurocentristas? Entonces, ¡veamos telenovelas y revivamos Siempre en Domingo! ¡Hagamos a un lado la victimización! ¡Dejemos de ver estos iconos populares desde el cristal del Demonio embrutecedor que son los medios masivos! ¡Entintémoslos con los colores del recuerdo y la nostalgia! En otras palabras: ¡Paremos de mamar, que todos somos perros vagabundeando en el mismo mercado!

La difusión

Y, porque escribir y realizar proyectos digitales para nuestra pura complacencia sería como estarnos chaqueteando todo el día, preferimos hacerlo público y compartirlo con el mundo.

Es nuestra oportunidad de publicar todos aquellos proyectos que hace tiempo veníamos pensando. Queremos ser plataforma de lanzamiento de nuestros propios misiles de ideas brillantes y no tan brillantes–. Asimismo, serviremos de portaaviones en que cómodamente otras personas o grupos podrán aterrizar sus ideas, suministrarlas y regresarlas al vuelo. Somos alternativa, mas no contraparte, de las instancias ya establecidas. Contamos con diversos medios para llevar a buen puerto nuestras naves, y esperamos que cada vez se vaya ampliando nuestro campo.

Pero esto sólo podemos hacerlo posible si contamos con los suficientes ninis que se dediquen a leer. Esto no es que necesariamente tú lo seas, pero debes admitir que, aunque pierdes tu tiempo en leer esto, no por ello deja de ser divertido. Y por supuesto los notanninis, aquellos que busquen cómo hacer ruido con sus proyectos.

Así que, ¡a difundir se ha dicho! Si te gustan los contenidos, compártelos, comenta, e incluso si te interesa como grupo o en solitario siempre estamos dispuestos a hacer proyectos en conjunto, aunque eso no implique que los aprobemos Tú sabes cómo es esto Debe pasar por un estricto control de calidad: no siempre cualquier mamadita es buena.

Hay un punto con el que seremos claros desde el principio: no somos ningún tipo de activismo ramplón que justifica su fuerza vital con el apoyo incondicional del pueblo y la cooperación voluntaria a base de panfletitos. Todo mundo siempre busca o al menos piensa la manera de sacar juguito a sus ideas. ¡Nosotros no somos la excepción! Al igual que todos ustedes, también andamos tras el hueso. Pero el hecho de que Aretes de Tacón sea un proyecto con fines de lucro a partir de sus ideas, no significa que tendrá costo alguno la producción masiva de su publicidad. En otras palabras: a ti, wey, no te costará nada darnos un click desde la comodidad de tu casa. Al contrario, puede que te sea divertido, e incluso te beneficie. ¡Hoy por mí, mañana por ti!

DODECÁLOGO

1. La acción está por encima del medio, y lo determina.

2. Las acciones serán coherentes y congruentes.

3. Las acciones internas serán colaborativas.

4. La difusión de acciones externas es un interés primario.

5. Ninguna acción podrá tener posicionamiento.

6. La responsabilidad sobre la acción es de autoría.

7. Los productos son de libre adquisición y difusión.

8. Hay miembros mayoritarios y miembros minoritarios.

9. La calidad del miembro depende de la acción.

10. Las decisiones serán por consenso, salvo autoexclusión.

11. Los autores serán responsables de la producción y la difusión.

12. El capital interno se reparte entre miembros mayoritarios.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s